Ups! Parece que tienes Ad Block activo. Desactívalo ahora y disfruta la mejor experiencia de compra en Ripley.com
Cintillo

XIAOMI REPETIDOR AMPLIFICADOR WIFI MI PRO 300

SKU:399944

Xiaomi Mi WiFi Repetidor Pro está diseñado para ampliar la cobertura WiFi y fortalecer la señal al repetir la señal del enrutador inalámbrico de su hogar y redistribuirla.

  • XIAOMI REPETIDOR AMPLIFICADOR WIFI MI PRO 300
  • XIAOMI REPETIDOR AMPLIFICADOR WIFI MI PRO 300
Normal
S/ 120
Internet
S/ 74.90
Descuento
-38%
  • puntosRipleyCon tarjeta Ripleyacumulas
    acumulas59RipleyPuntos GO
  • Color :

    Negro
    • despacho_ddDespacho a DomicilioNo DisponibleDisponible
    • despacho_codPago contra entregaNo Disponible
    clip-marketplaceVenta y despacho porLOOKUPERU
    Ver politicas de compra Mercado R
    El Xiaomi Mi WiFi Pro es un repetidor de wifi de dos antenas con diseño de enchufe de pared en color negro. Diseñado para aprovechar la fibra óptica o conexion ADSL de la mejor forma posible, cuenta con una velocidad de transferencia de hasta 300 Mbps y una excelente cobertura de hasta 150 metros cuadrados, perfecto para muchos casos.

    El objetivo y uso de este gadget es sencillo: ampliar la cobertura de las conexiones Wi-Fi por todos los rincones del hogar.

    Gracias a esto, tendrás mejor conexión a Internet desde la terraza, el sótano, etcétera.

    Además, el repetidor wifi de Xiaomi ha sido creado con la posibilidad de recibir actualizaciones de parches de seguridad de forma automática.
    De esta manera, el firmware se actualizará automáticamente para prevenir todo tipo de vulnerabilidades.

    Para hacer uso de él en el hogar, este amplificador se debe poner cerca del router, luego hay que enchufarlo al conector, y posterior a lo anterior, se debe configurar desde la app Mi Home de Xiaomi.

    Cuando estés en pleno proceso, verás como la luz parpadea en amarillo, para luego activarse con la luz azul, informando que ya podemos disfrutar esta bondad.

    Para la instalación del repetidor, esta debe hacerse en un cualquier sitio donde la señal de la red inalámbrica tenga, como mínimo, un 20/30% de potencia. Para alimentar el dispositivo debe conectarse a la toma eléctrica convencional.